Hace unos días les comentaba sobre el Burj Dubai, el edificio que lleva la delantera para obtener (temporalmente) el pomposo título de “El edificio más alto del mundo”, bien, el ser humano en su naturaleza suele buscar más, lo más alto, lo más rápido, lo más grande, más costoso, etc. Ahora veo, precisamente, que en Microsiervos se ha colocado una entrada interesante en donde se aprecian los edificios más altos en 1884, fecha un tanto curiosa pues ya estaba en construcción un edificio que iniciaría una revolución cuyos efectos aún ahora seguimos viviendo.

Los edificios altos son posibles gracias a varios descubrimientos, inventos y técnicas; el acero, el concreto, bombas de concreto, cálculo estructural, elevadores, materiales ignífugos, etc. Esos elementos se conjugaron a finales del siglo XIX en el que se considera fue el primer rascacielos: el Home Insurance Building, en Chicago, obra de William le Baron Jenney en 1885, edificio de “apenas” 10 plantas.

Desde ese momento la Escuela de Chicago se encargó de establecer las bases, principios, estilos y récords. Actualmente la competencia es mundial y los asiáticos son los que llevan la pauta.


Sigue la fascinación por los edificios altos y también la competencia.

Vínculos:

2 Comentarios en “En 1884 ya se alimentaban las ansias por edificios altos”

  1. GABRIELA:

    NO ES LO QUE YO BUSCAVA ES CUALQUIER COSA

  2. Akhire:

    Sorry… :(

    jajaja

Escribanos sus comentarios