Al eliminar la monotonía de segmentos continuos en fachadas se puede ganar en términos climáticos con espacios transitorios que pueden abarcar múltiples niveles, estos se pueden integrar a vestíbulos centrales o a secciones perimetrales del edificio y ser usados cómo espacios para ventilación y sitios para convivencia. Estas funcionan como plazas de interrelación entre el interior y el exterior.

Los espacios se pueden hacer trabajar como lo hacían los patios de las viejas casas de zonas cálidas, es deciar, espacios cerrados con vegetación y sombreado que auxilien a enfriar los espacios circundantes. Éstos se pueden también diseñar para captar los vientos dominantes haciéndolos confluir adecuadamente al interior agregando así un control de flujos de aire interno.

Con el adecuado uso de materiales en pisos y muros éstos espacios pueden funcionar también para captar el calor solar y disiparlo a los lugares adyacentes.

Así pues tenemos un nuevo parámetro de diseño ambiental que añadir al análisis de técnicas que se pueden aprovechar en diseño ambiental:

Espacios Transitorios

Espacios transitorios – El uso de éstos elementos anexa espacios que pueden ser aprovechados para el control climático.

Escribanos sus comentarios