No es ningún secreto que los llamados medios tradicionales y campañas publicitarias hacen cada vez más uso de la creciente credulidad de las personas para endilgar productos, servicios y programas que al menor análisis escéptico se demuestra que tienden al ridículo y no que tienen provecho alguno en realidad.

Más mañosamente aún la palabra escéptico se encaminó, dentro de éstos mismos medios, a describir a alguien inclemente, cerrado y altanero, una caricatura estereotipada y que está en contra de todo a ultranza.

El mundo y sus demonios, Carl Sagan

En su libro El mundo y sus demonios, La ciencia como una luz en la oscuridad” (The Demond-Haunted World, Science as a Candle in the Dark) Carl Sagan detalla, en el capítulo 12 “El sutil arte de detectar camelos varios ejemplos de como a veces podemos (en el mejor caso inconscientemente) llegar a esgrimir argumentos falaces y como detectarlos en las premisas de otros. Una veintena de puntos que habrá que tener en mente:

1. Contra el Hombre (ad hominem). Cuando lejos de realizar argumentos en contra de los discernimientos planteados por una persona se realizan ataques a la persona que los esgrime: “El señor Maussan es un controvertido mercenario de la información, no podemos atender a ninguno de sus planteamientos”, “Edward Arches es un extranjero, un advenedizo que solo ha venido a lucrar en nuestra tierra, por ello no puede criticar nada del país que lo acogió”.

Muy difícil de cumplir, ciertamente, cuando te enfrentas a fundamentalistas, creacionistas, políticos, etc.

2. El argumento de autoridad. Cuando una persona o ente se esgrime como acreditado para guiar opiniones y sostener y dar por ciertas afirmaciones sin necesidad de demostrarlas: “No hay ninguna prueba que el cambio climático se relacione con las emiciones de CO2, George W. Bush, presidente de los Estados Unidos de América”.

Recordemos que en la historia hay incontables casos de autoridades que adoptaron argumentos que a la larga se aclararon como insostenibles. (¿Recuerdan el caso de las armas de destrucción masiva?)

Continuará…

Primer comentario en “El arte de detectar camelos según Carl Sagan I”

  1. El arte de detectar camelos según Carl Sagan II | renderati:

    […] Continuamos con la guía para detectar camelos: 3. Argumento de consecuencias adversas. Aquí Sagan nos explica que en algunos casos se realiza un argumento tomado como cierto pues en caso de no darse se presentarían consecuencias adversas. Ejemplos de ésto serían: “Dios debe existir para premiar la virtud y castigar la maldad, pues si ésto no fuera así no habría razones para que la gente fuera buena y el mundo se sumiría en el pecado y la perdición”, “Si no se castiga severamente a los jóvenes delincuentes se incentivaría a que otros jóvenes tomaran esa camino”, “Se debe mantener la pena de muerte para los asesinos y violadores, en caso contrario se propiciarían éstos crímenes”. […]

Escribanos sus comentarios