El nuevo edificio de 52 pisos se encuentra ubicado entre las calles 40th y 41st esta realizado en acero, cristal y barras cerámicas horizontales que actúan como difusores solares.

Una de las metas de Renzo Piano fue difuminar un tanto los límites entre interior y exterior, así el lobby se encuentra completamente circundado de cristal en donde solo se alcanza a ver la robusta estructura metálica.

Para ocultar el equipamiento ubicado en la azotea Piano continúa la estructura de las fachadas para encajonar los servicios a la vez que intenta aparentar que el edificio se disuelve hacia el cielo. Lamentablemente esto le da más la idea de un edificio inacabado y no de una deliberada formulación arquitectónica.

El nuevo edificio del NYT


Más en el reportaje del NYT

o en la página de internet del Edificio,

Renzo Piano Building Workshop

Escribanos sus comentarios